Tema 12

Vientos de tierra de vientos – Tema 12 - Jamás

Jamás
(Wayñu - Fusión) - Alejandro Zárate - Arr. E. Civallero

Escuchar tema | Ver video

El tema principal de esta pista es una cumbia peruana del grupo Pintura Roja, compuesta por Alejandro Zárate, fundador de la agrupación. Descubrí la canción, adaptada a un formato más "andino", en un cassette olvidado de mi colección: "Lejanías", del Grupo Antara, grabado en Barcelona hacia finales de la década de los 80'. Sobre él generé una línea de tiempo musical dividida en tres partes.

La primera -prehispánica- arranca en un ritmo de k´antu, interpretado precisamente con una tropa de zampoñas k´antu, bombos wankar, el triángulo o ch´iñisku y los pututus o bocinas. La melodía evoluciona a un diálogo entre jach’a sikus y choquelas y continúa, en el estribillo, con notas mantenidas por quena y quenacho tras las cuales suenan los suri-sikus (que se interpretan como en eco) y una tropa de zampoñas pandilleras.

Un charango kalampeado inicia la segunda parte -mestiza- del tema, en la cual el pinkillo y la mandolina delinean la melodía sobre un mohoseño salliba, y una antara canta sobre el mismo mohoseño y otras zampoñas de la tropa pandillera. El estribillo permite la improvisación del pinkillo sobre una base de antaras.

El intermedio percusivo de saya (caja, recoreco, silbato...) da paso a la tercera parte del tema -moderna- la cual, a toda velocidad, permite sonar a una quena, a una zampoña malta y a la tropa de pandilleras realizando un "tumbado" de cumbia. El final retorna al principio: el llamado de los grandes bombos wankar, un toque de percusión y ch’inisku que es el inicio y el fin de la mayoría de los temas andinos de origen tradicional.

Raíces prehispánicas, rasgos adquiridos durante un largo mestizaje y elementos modernos: las tres cosas conviven (a veces mejor, a veces peor) en toda Sudamérica, pero, con especial intensidad, en los países del área andina. Una caminata por Temuco (Chile), por Oruro (Bolivia), por Jujuy (Argentina), por Arequipa (Perú) o por Riobamba (Ecuador) permitiría a cualquiera -como me lo permitió a mí- ver esas realidades mezcladas dinámicamente, adaptándose siempre, evolucionando, combinándose, intentando acallar sus voces entre sí o reforzándolas incluso. Ésa es la naturaleza de América: un mosaico de lenguas, de músicas, de comidas, de costumbres, de actitudes, de creencias y de historias que siguen sumando, que siguen creciendo a pesar de todo y de todos, que sigue desarrollándose y que, año tras año y luna tras luna, sigue dando sus frutos. Unos frutos que vale la pena conocer. Porque, al fin y al cabo, son parte de nuestra herencia como seres humanos, por muy lejanos que pensemos que están de nuestras vidas.


Foto de abmiller99, "Geyser field".