Tema 11

Vientos de tierra de vientos – Tema 11 - Flor de Mamiña

Flor de Mamiña
(Saya andina) - O. Sepúlveda - Arr. E. Civallero

Escuchar tema | Ver video

Las sayas andinas, a diferencia de las afrobolivianas o "morenas", poseen cadencias más parecidas al wayñu. Este tema fue dedicado por su autor a la localidad chilena de Mamiña, en el Norte Grande de Chile, la cual estaba siendo saqueada -allá a principios de los 90- por una compañía norteamericana, que la estaba dejando sin agua. En honor a otros pueblos similares de nuestra América Latina, aún hoy saqueados sin escrúpulos por manos extranjeras, se incluye este tema basado en veloces diálogos entre zampoñas maltas y toyos de la tropa estándar, y que cierra con un vertiginoso final de jach’a sikus. Los rasgueos secos de charango, el vibrar del reco reco y la percusión de las tamboras tiñen de acentos africanos la composición, proporcionándole su sabor peculiar.

Al igual que ocurre con muchas morenadas, algunos de los elementos percusivos incluidos actualmente en las sayas (y otros ritmos) tienen una profunda relación con las danzas que suelen acompañar. De hecho, la incorporación de cuerdas y vientos es un agregado andino: originalmente (y hasta hoy, en ciertos pueblos de los Yungas bolivianos) las sayas afrobolivianas se interpretan sólo con voces y percusión.

El legado africano en Bolivia tiene su máxima representación en los pueblos de Coroico y Chicaloma, al este de La Paz. Allí residen los descendientes de los esclavos africanos conducidos por los conquistadores españoles al antiguo Alto Perú para trabajar en minas y cultivos. Al igual que en otros puntos de América, aquellos hombres y mujeres llevaron consigo su herencia cultural, y fusionaron sus cantos y tambores con las tradiciones musicales de los pueblos Quechua y Aymara con los que tuvieron que aprender a convivir. El candombe platense, la música costeña peruana, la música esmeraldeña ecuatoriana, la cumbia colombiana y muchos ritmos afro-venezolanos (por no nombrar los de América Central o Brasil) son sólo una pequeña muestra del legado cultural que nos ha quedado.


Foto de vueltapalla, "La saya, musique afrobolivienne".